¿Eres capaz de adelgazar? LEAN MANAGEMENT

lean-or-not-to-lean

Hoy me gustaría hablaros de LEAN y poneros a examen al final del post con un Quiz 😉

Un poquito de historia

Los orígenes del concepto de gestión ajustada o LEAN MANAGEMENT nacen hace más de 60 años en Japón. Taiichi Ohno y Shigeo Shingo, director e ingeniero de Toyota respectivamente, consiguieron un método para aligerar la producción de coches en un país con muy pocos recursos (justo después de la 2ª guerra mundial), con menor tecnología y capital. Debían competir con la industria norteamericana que contaba justo con las capacidades contrarias a las suyas y que buscaban gran volumen de producción a toda costa.

¿Cómo lo consiguieron?

Analizaron a fondo el proceso de construcción norteamericano buscando su máxima optimización, la reducción de recursos y sobretodo, evitar despilfarros como cuellos de botella en determinados puntos del proceso, evitando o reduciendo las colas de espera en la cadena de producción.

Dividieron la cadena en tantos puntos como se pudo, identificaron reales o potenciales desperdicios de tiempo en la manufacturación y buscaron solución y alternativas.

El resultado es un final feliz: mejoras significativas en todo el proceso con unos costes increíblemente más bajos. A parte, sentar un estándar universal de manufacturación hoy en día más vivo que nunca.

Me encantó la definición que encontré de LEAN, os la copio:

manifesto-lean

Para enumerar algunos de sus principios básicos:

  • Máxima calidad y a la primera: si evitas defectos, evitas reprocesos y retrabajo. Invierte en prevención
  • Minimización del despilfarro:
    1. Exceso de procedimientos y sobregestión innecesaria
    2. Evitar sobreproducción (implica costes de todo tipo)
    3. Cuellos de botella (por ejemplo tiempo de espera para pasar un proceso)
    4. Productos alternativos (no imprescindibles)
    5. Redes de seguridad
  • Optimización de los recursos (habitualmente reducidos): cuestiona en cada momento si lo que vas hacer es necesario y aporta valor añadido al objetivo y si los recursos con los que lo vas a construir son:
    1. Los adecuados
    2. Los justos y necesarios
  • Mejora continua: replantéate continuamente tu procedimiento y busca siempre palancas de mejora.
  • Procesos “pull”: produce lo que necesita tu cliente directamente. ¡Y termínalo completamente! Ajústate a la demanda.
  • Reaprovechamiento: esta pieza, componente, documento que vas a construir ¿podrías reaprovecharla más adelante? Contémplalo siempre aunque no sepas si lo necesitarás y comparte esa información con tu equipo.

Os destaco uno de los que más me gustan:

  • Flexibilidad: si tu equipo es multifuncional conseguirás que en momentos valle de un tipo tarea o especialidad, puedan ayudar a otros y evitar tiempos de espera y mejorar la situación de un posible cuello de botella.

Y el que por motivos obvio-egoístas también comparto 😉

  • Construcción y mantenimiento de una relación a largo plazo con los proveedores tomando acuerdos para compartir el riesgo, los costes y la información.

¡Y ahora el QUIZ! ¿Eres LEANABLE?

  1. Cuando voy a ducharme tengo que abrir antes el agua caliente y esperar unos minutos para no congelarme porque el calentador es viejo
    • A. Empiezas a buscar un nuevo calentador
    • B. Enciendes el agua caliente y mientras aprovechas para preparar la ropa y adelantar
    • C. Cada día maldices varios santos y piensas que deberías renovar la caldera
    • D. Son 2 minutos… no exageres
  2. Necesito un reloj con cronómetro para controlar y medir mis meetings con los equipos
    • A. Me traigo el de la cocina
    • B. Compro uno en la tienda de la esquina “Todo a 1€”
    • C. Voy a comprar 2 o 3 para tener 1 en cada sala de reuniones
    • D. ¡AppleWatch o nada! Es la ocasión que estaba esperando
  1. Eres el Capitán América en medio de una batalla contra las fuerzas de Loky. Thor y Ironman acaban de limpiar el espacio aéreo, sólo quedan bichos matables en tierra aunque numerosos. Debes decidir sobre sus próximos pasos (suponiendo que te hagan caso claro! Estos egos…)
    • A. Les mandas directos a ras de suelo y a pelear para terminar antes
    • B. Dejas a Thor martilleando a diestro y siniestro (ya oigo los suspiros de más de una fan…) y Ironman que empiece a preparar el siguiente asalto.
    • C. Que hagan un par de pasadas aéreas con cohetes y unos cuantos truenos para agilizar tu trabajo terrestre con Hulk, Black Widow y que se marchen a esperar que terminemos para planificar el resto.
    • D. Iros a por unas cervezas, ya terminamos el resto. ¡buen trabajo chicos!

Aunque es sólo una caricatura por supuesto y que cada situación y contexto requiere de verlo con diferente perspectiva, en general las repuestas más LEAN  son la A y la B (siendo la A la más “pura”). Si sólo has respondido D… ¡piénsatelo! 😀

  1. La ducha: evita los tiempos de espera siempre y busca la raíz de los problemas.
  2. El cronómetro: eficienta costes y tiempos siempre que puedas. Y en este caso… está claro.
  3. The Avengers: quién no quisiera tener un equipo como ellos? Pero aunque sean especialistas cada uno en lo suyo, aprovecha y potencia la multifuncionalidad de tu equipo. ¡Aunque no envíes a Hulk a una negociación funcional!

Sobre LEAN hay mucha literatura, muchas aplicaciones y formas diferentes y de esta filosofía se derivan metodologías concretas como LEAN UX o LEAN STARTUP que espero poder comentar en otro post.

Y ya sabes, ¡A adelgazar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s